Principios

La Fiscalización Superior, por ley, se rige por los principios: 1) de posterioridad, el cual consiste en que la Auditoría Superior desempeñará dicha atribución una vez que ha transcurrido el ejercicio fiscal que será objeto de revisión, es decir, implica que la revisión se lleve a cabo cuando los gastos ya fueron efectuados; 2) de anualidad, que obliga a ajustarse al año fiscal que comprende del 1° de enero al 31 de diciembre; 3) de legalidad, la actividad fiscalizadora debe quedar ajustada a la prescripciones del ordenamientos jurídicos; 4) de imparcialidad, la Auditoría Superior, por su naturaleza de órgano técnico, tiene prohibido que su actuación y resoluciones tengan sesgos político-partidistas; y 5) confiabilidad, la función fiscalizadora se ajusta a la técnica, metodología, procedimientos y operaciones de comprobación.

(Principios, art. 1° Ley de la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo)